Navegación por sextante en la regata Stella Oceanis

Mar Abierto - El sextante está prohibido en la regata Stella Oceanis, que prima

(13/nov/20) Tras 7 días de travesía, los 11 veleros participantes en la regata/travesía Stella Oceani llegaron a Barcelona. Esta singular competición no premia a los más rápidos, sino a lo más precisos con el sextante guiándose por astros y faros, sin hacer uso del GPS en toda la travesía. La edición 2020, reunió a más de 70 tripulantes que recorrieron más de 500 millas en su recorrido rodeando las islas Baleares con salida y llegaba en Marina Vela Barcelona
El ganador fue el ‘Bali II’, el más preciso calculando su latitud y longitud tanto por estima, demoras y observación con sextante y dura competición con el ‘ Estel’, que quedó a solo un punto de la victoria, 73 y 72 puntos respectivamente. En tercera posición, con 53 puntos, quedó el ‘Tifón’.
Las reglas de esta travesía la convierten en una competición única en la que se permite hacer uso del motor si cesa el viento, así como parar y tomar un baño si se desea, sin necesidad de ir lo más rápido posible, fomentando la vida a bordo.
Esta amistosa competición busca dar visibilidad a la vela de crucero, al aprendizaje y la práctica de posicionarse en el mar sin ayudas electrónicas ni referencias en tierra, solamente con los astros y el sextante. La navegación tradicional ha quedado relegada a un segundo plano desde la aparición del GPS. En este contexto, se agradece la iniciativa de Stella Oceani apostando por los métodos tradicionales de navegación.
Los astros elegidos por la mayoría de navegantes en esta competición fueron Júpiter y Marte durante el atardecer. Los navegantes esperaban la caída del sol para realizar sus observaciones antes del crepúsculo náutico, permitiendo unas rectas de altura casi de 90º. La meridiana fue también elegida por muchos navegantes, buscando ese punto extra para obtener latitud y longitud por meridiana.