El Covid 19 irrumpe en la Prada Cup

Mar Abierto - El Covid-19 ha puesto en jaque a la Copa América. Parece que las r

(18/feb/21) Tres casos detectados de Covid-19 han llevado a las autoridades neozelandesas al confinamiento general de Auckland durante esta semana, incluido el cierre de comercios, bares y la suspensión de todas las actividades deportivas. Estas medidas, que parecerían surrealistas en una capital española, forman parte de la política sanitaria que ha demostrado ser la más exitosa en todo el mundo en la lucha contra la Covid 19.
Pero un problema colateral de estas medidas -tan contundentes como efectivas- es que también han afectado a la final de la Prada Cup. De momento, las regatas previstas para ayer miércoles no pudieron disputarse
El inesperado confinamiento tiene electrificados los nervios en el Team Luna Rossa Pirelli. Su ventaja de 4 a 0 sobre el INEOS Team británico quedaba también confinada, pendiente de rematar una faena en la que solo faltan 3 victorias para cerrar la final.
En todo tipo de deportes, los aplazamientos siempre se considera que juegan en favor de quien va perdiendo y el INEOS Team había propuesto disputar el resto de mangas a finales de febrero. El cruce de declaraciones entre los responsables de ambos equipos ha sido duro a lo largo de la semana, sin que nunca quedara claro si la prioridad era velar por la prevención sanitaria o por el éxito deportivo.
Los nervios también afloraron en la organización. El calendario de la Prada Cup y de la Copa América ya ha sufrido innumerables vaivenes a lo largo de 2020 por culpa de la pandemia. El plan de regatas y entrenamientos internacionales espaciado a lo largo del año se vio constreñido a cuatro mangas por Navidad, pocos días antes de empezar la Prada Cup.
Costear los equipos y mantener el Village en marcha cuesta mucho dinero. Y buena parte de este patrocinio llega de televisiones y empresas que han invertido grandes sumas en el evento y tienen firmadas duras cláusulas de rescisión en caso de cancelación o retraso en las fechas acordadas para las competiciones.
Finalmente, el último comunicado oficial de la Organización indica que –de no haber novedades al respecto-, el nivel de alerta sanitaria disminuye y la final de la Prada Cup se reanudará este fin de semana, aunque sea en los campos de regata más alejados de la ciudad, minimizando de esta manera la posibilidad de que los espectadores se congreguen en gran número en la costa, y limitando mucho el acceso al Village. Esperemos pues que este fin de semana vuelvan la normalidad sanitaria y las regatas a Auckland (y también al resto del mundo).