Copa América: Jornada de semifinales en modo supervivencia

Mar Abierto - Impresionante imagen del ETNZ tras su vuelco por proa en la pre-sa

(7/6/17) La jornada a ayer permitió ver la faceta ‘survival’ de los AC50. Vientos entre 19 y los 24 nudos plantearon un escenario de regata totalmente distinto a lo que habíamos visto hasta la fecha. No hubo maniobras agresivas en las pre-salidas. Apenas unos ligeros movimientos tácticos buscando el mejor posicionamiento en la línea. Tampoco hubo marcajes férreos ni el menor atisbo de cruces ajustados.

Bastantes problemas tenían las tripulaciones para mantener los catamaranes enteros sobre el agua y para controlarlos alrededor de las baliza. Los del Artemis tuvieron problemas incluso en la primar manga para mantenerse dentro del campo de regatas, con rachas que los sacaron de orzada más allá de las balizas. Los ‘pinchazos’ de los cascos en el agua rompían literalmente a trozos los paneles de fino carbono que recubren la cubierta. Estos paneles sueltos, bandeando bajo vientos en cubierta que sumaban los 20 nudos del campo de regatas a los 30 de velocidad de los barcos, ofrecían un peligroso y dantesco espectáculo.
En estas condiciones, los catamaranes excepto el ETNZ con sus ‘ciclistas’, quedaban además cortos de potencia hidráulica a media regata, obligando a unos finales agónicos y extenuantes a los tripulantes. “Nunca me había planteado tener que navegar con un AC50 en estas condiciones. Es lo más duro y complicado que he hecho en los 30 años que llevo compitiendo”, sentenciaba Ben Ainslie al llegar a tierra.
El zénit del show de ayer llegó en la pre-salida de la última manga entre el BAR y el ETNZ. El BAR de Ben Ainslie había llevado a los neozelandeses un poco por fuera del layline de la salida (recordemos que las salidas en la CA se dan con el viento al través). Los ingleses cayeron al viento sin aparente complicación y tomaron la salida. Pero los kiwis –un par de esloras más a barlovento- tenían una caída al viento más pronunciada. La sensación por TV es que, navegando a poca velocidad, una racha sacó literalmente del agua los timones cuando el ETNZ intentaba abatir, dejándolos momentáneamente sin gobierno hasta caer de nuevo al agua pinchando ambos cascos. La volcada por proa fue espectacular, afortunadamente sin daños físicos de consideración.
El equipo de tierra del ETNZ tendrá bastante trabajo para tener el barco a punto para las dos mangas previstas hoy miércoles. Los demás equipos tampoco andarán cortos de faena recomponiendo sus AC50. Los cuatro semifinalistas se enfrentaban ayer en su segunda ronda de dos regatas diarias. Ganará el primero que llegue a 5 victorias. Ambas semifinales empezaban el lunes con el mismo parcial. ETNZ con un 2 a 0 sobre el BAR, y el SoftBank con otro 2 a 0 sobre el Artemis. Y ambas terminaron añadiendo un ‘1 a 1’ en el casillero, por cuanto los parciales estarán en 3 a 1 a favor del ETNZ y del SoftBank cuando empiecen las dos mangas previstas para hoy miércoles.