Copa América: Emirates Team New Zealand presenta su primer AC75

Mar Abierto - El bautizo del primer AC75 tuvo lugar en la base del equipo neozel
Mar Abierto - El mástil y los mecanismos de los foils pendulares serán iguales p

(6/9/19) El bautizo del primer AC75 dela próxima Copa América de 2021 tuvo lugar en la base de su equipo en Auckland, en el village de la Copa América. Al acto, presidido por el CEO del proyecto Grant Dalton y la primera ministro neozelandesa, acudieron mayormente el equipo, sus familias, patrocinadores y proveedores del proyecto. El barco ha sido bautizado como "Te Aihe" (Delfín).

Kevin Shoebridge, del equipo técnico neozelandés, explicaba su satisfacción comentando que “Esta es una cita importante, no solo porque es otro barco nuevo, sino porque cuando ganamos la America's Cup en 2017 tuvimos que buscar rápidamente un nuevo concepto de barco que continuaría impulsando los límites de innovación y tecnología que requiere la America's Cup. En el relativamente corto período desde noviembre de 2017 hasta hoy, ver el barco en el agua es un premio increíble para todo el equipo. Se han necesitado más de 100.000 horas de trabajo para diseñar y construir el barco con un grupo de aproximadamente 65 personas entre diseñadores y constructores que han estado trabajando en silencio durante todo este tiempo".
Sean Regan, director de producción del AC75 neozelandés, añadía que “Hemos tenido mucha presión desde el momento en que decidimos establecer nuestra propia planta de producción. Partiendo de cero, hemos construido un equipo de 42 personas totalmente comprometidas con el proyecto que han estado trabajando a pleno rendimiento para sacar este barco por la puerta. Incluso para los miembros más experimentados del equipo en la construcción naval ha sido un trabajo muy singular, porque es un barco especialmente sofisticado, realmente a la vanguardia de la complejidad en construcción, diseño y rendimiento ".
El jefe de diseño de ETNZ, Dan Bernasconi, fue una figura central en el desarrollo de la regla de clase AC75 antes de integrarse en equipo de diseñadores del Emirates Team New Zealand. "Hay mucha innovación en el diseño y construcción del AC75, más de lo que vimos en el AC50 en las Bermudas", explicaba Bernasconi. “El AC75 es un concepto completamente nuevo y ha presentado enormes desafíos en muchas áreas. Pero esto es precisamente lo que buscaba la Regla, llevar el desarrollo al extremo. No hemos sido conservadores en ningún aspecto y no pasará mucho tiempo hasta que necesitemos comprometernos con el diseño de nuestro segundo barco, con el que finalmente competiremos en la Copa América 2021. Debemos probar tantas ideas como sea posible en el barco que estamos botando hoy ".
A diferencia de los principales Challengers, ETNZ ha centrado el desarrollo de su primer barco mediante simulador, en lugar de construir un barco de prueba a menor escala para validar conceptos en el agua. Por ello, cuando el AC75 haga su primera salida será la primera vez que la tripulación navegue de nuevo desde que ganó la Copa América en 2017.
El Emirates Team New Zealand tiene por delante un período de pruebas en la bahía de Auckland hasta el verano de 2020, con tiempo por delante hasta la disputa de la Copa América en marzo de 2021.

Un desafío tecnológico sin precedentes
Los AC75 se rigen por su regla de clase, que se publicó en marzo de 2018. Esta regla es teóricamente abierta, pero en busca de cierta contención de costes, constriñe los elementos clave del barco (aparejo y foils) a un sistema de monotipo
El mástil del AC75 es giratorio en sección en forma de "D" para alojar una mayor de doble membrana. Tiene 26.5 metros de largo y pesa alrededor de 300 kg. El mástil del ETNZ se ha construido en Southern Spars (Auckland), mientras que el grueso de los aparejos se construirá en Future Fibers (Valencia).
Los foils y sus sofisticados brazos, construidos en Persico Marine (Italia), son un proyecto dirigido por Luna Rossa Challenge con la colaboración de todos los equipos de la Copa América y la consultora de ingeniería neozelandesa Pure Design and Engineering.
Cada alerón de carbono tiene 4,5 metros de largo y tiene un ala unida a su punta. Estas alas de aluminio no entran en la monotipia del diseño y cada equipo proyectará las suyas. El trimado de los foils pendulares requiere de un sofisticado sistema electro-hidráulico suministrado igual para todos los equipos. El ETNZ será el primero en probarlo en el agua.
La Regla de clase prohíbe cubrir los barcos en la 36ª America's Cup, por cuanto los equipos no podrán ocultar sus diferentes enfoques de diseño exterior. Las diferencias más importantes se verán en el diseño de cubierta y en las formas del casco. La importancia del diseño de carena (de 23 m. de eslora) está por comprobar en unos barcos que –teóricamente- han de perder contacto con el agua al menor soplo de viento. Los diseñadores buscarán no obstante unas formas con un arrastre mínimo con viento ligero y al tiempo buscarán la mejor estabilidad para generar empuje para el despegue.
También habrá diferencias en las alas de aluminio en "T" en los extremos de los foils y en la mayor de doble membrana, ambos un elemento clave en las diferencias entre barcos.
Los ajustes del control hidráulico y electrónico de los foils, accionados por la tripulación, también serán clave en las prestaciones y, al no ser elementos visibles del barco, serán seguramente uno de los secretos mejor guardado por cada equipo.