Confirmado: La #36 Copa América se disputará en 2021 con monocascos de 75 pies

Mar Abierto - Los nuevos monocascos de la Copa América podrían tener un aspecto

(29/9/17) Como buscado signo de modernidad, Facebook ha sido el escenario elegido para presentar las líneas maestras de la próxima Copa América, que tendrá lugar en aguas de Nueva Zelanda en 2021. Patrizio Bertelli, en representación del Challenger Luna Rossa, y Grant Dalton, cabeza visible del Defender Team New Zealand fueron los anfitriones de la presentación, en la que se confirmó que el barco elegido será un monocasco de 75 pies en box rule.

La elección de un monocasco en sustitución a los catamaranes con foils era un secreto a voces desde que terminó la 35 Copa América en las Bermudas con victoria del equipo neozelandés. Faltaba concretar la larga lista de detalles del barco y del formato de competición, que poco a poco se van perfilando. En todo caso las Reglas definitivas de Clase del nuevo barco no se harán públicas hasta el 31 de marzo 2018. Hasta entonces, arquitectos navales y clubes interesados dispondrán de unas líneas maestras para que puedan hacer sus cábalas e incluso sus eventuales aportaciones al reglamento.
Los organizadores comunicaron ayer vía Facebook que la 36 Copa Mérica se disputará con un monocasco de altas prestaciones y 75 pies de eslora. En la presentación no se concretó el uso de foils en estos barcos y solo el comentario de que los barcos serán ‘altamente tecnológicos’ invita a pensar que llevarán este tipo de apéndices.
La tripulación oscilará entre 10 y 12 regatistas, cifra que a priori parece muy baja para un barco de esta eslora. También está confirmada la obligatoriedad de que el casco está laminado en el país que abandere en barco, al tiempo que un 20% de la tripulación deberá ser ciudadana del país en cuestión.
Cada equipo podrá disponer de dos barcos; el primero podrá botarse a partir del 31 de marzo de 2019 y el segundo a partir de febrero 2010. En todo caso están prohibidas las pruebas simultáneas de entrenamiento con ambos barcos a partir del inicio de las regatas oficiales, que se celebrarán por todo el mundo y cambiarán el tradicional nombre de Louis Vuitton Cup por el de su competidor comercial: Prada Cup. Solo el Defender, que no competirá en la Prada Cup, podrá entrenarse con sus dos barcos.
Las regatas de clasificación y de las finales de la Copa América volverán al formato clásico de B/S, con pre-salida larga y primer tramo en pura ceñida. Las mangas se montarán para que tengan una duración de 40 a 60 minutos.