El AC75 de la 36 Copa América será un monocasco 'volador' con foils orientables

Mar Abierto - El AC 75 plantea un concepto de navegación en monocasco sin quilla

(22/11/17) El Defender de la Copa América ET New Zealand y el Challenger Luna Rossa han hecho públicos los renders de concepto que el diseñador Dan Bernasconi ha concebido sobre el nuevo barco que competirá en la 36 edición del trofeo, a disputar en 2021 en Nueva Zelanda. El AC75 estrena un concepto de navegación de monocasco 100% sobre foils basculantes en “T” , responsables tanto de elevar el casco sobre el agua como de garantizar el efecto antiescora.

La apuesta de futuro del diseño es evidente, manteniendo la Copa en la vanguardia de la tecnología vélica internacional. El monocasco sin quilla que muestran los renders parece rápido, versátil y adaptado a distintas configuraciones meteorológicas, incluidas las ventolinas. El barco utilizará un Code 0 en portantes, retomando el protagonismo de las tripulaciones en el manejo del barco.
Los responsables de la 36 edición de la Copa América, los neozelandeses representados por Grant Dalton y los italianos por boca de Patrizio Bertelli y Max Sirena, team principal y team director del Luna Rossa respectivamente, solo hablan de las bondades del nuevo proyecto, que retoma las esencias del monocasco en las pre-salidas y en la maniobrabilidad, manteniendo e incluso superando la velocidad del catamarán AC50 sobre el agua en todos los rumbos.
Queda mucho por ver sobre la efectividad y viabilidad del nuevo diseño, sobre todo con vientos flojos. También se han planteado dudas sobre su estabilidad longitudinal y sobre cómo generar la energía necesaria para manejar los foils basculantes, que posiblemente obligarán a prescindir de las velas rígidas con comando hidráulico que llevaban los catamaranes AC50.
Y sobre todo, queda por ver el presupuesto que cada equipo deberá agenciarse para la campaña de 2021. El diseño de un barco de 75 pies tan sofisticado puede disparar todas las alarmas, por más que los responsables de la 36 edición hablen de limitar costes con varios componentes fabricados en monotipo o en un ‘box rule’ de escaso margen de desarrollo. El nuevo monocasco triplica además el número de tripulantes a bordo, que podría estar sobre las 12/15 personas, “cada una de ellas con un importante rol en la maniobra o en el gobierno del barco”, según palabras de Max Sirena.
Con la presentación del nuevo AC75, empieza de manera efectiva la 36 edición de la Copa América.