Nomen: La estética de las cornamusas escamoteables, con un sistema de montaje adaptado a todas las esloras

Mar Abierto - Plegada, la cornamusa evita golpes y enganchones.

(19/08) La cornamusa plegable de Nomen ofrece la moderna estética de los sistemas de fijación enrasados sobre cubierta, pero sin los inconvenientes de las cornamusas escamoteables. Este tipo de cornamusas, que desaparecen de la vista cuando no están en uso, tienen sus mayores inconvenientes en los refuerzos que suelen requerir en la cubierta y en el gran espacio que roban al interior, un espacio complicado de habilitar en las pequeñas y medias esloras.
El sistema de fijación de la cornamusa Nomen, ganador del Federal Product Design Award alemán, adopta esta atractiva estética enrasada, pero permite una sencilla instalación de la cornamusa mediante clásicos tornillos pasantes sobre cubierta, que se hacen invisibles con la pieza montada.
El mecanismo de plegado patentado por Nomen no tiene ejes, muelles ni pasadores que puedan engancharse o bloquearse, aportando una enorme seguridad ante posibles fallos de funcionamiento.
El plegado de la cornamusa es extremadamente cómodo y efectivo, limitándose a apretar hacia abajo sus dos extremos, que quedan inmovilizados gracias a un tope esférico elástico entre los dos brazos. Este tope hace de retén y además impide molestos ruidos con la cornamusa en reposo.
La cornamusa plegable Nomen está disponible en cinco tallas. La talla más pequeña acepta cabos y amarras de un diámetro máximo de 16 mm., comunes en motoras y veleros de 12 a 14 metros. La talla superior, de hasta 36 mm. es indicada para las amarras de yates de hasta 60 metros de eslora.